5 cosas que desgastan tu vida matrimonial

30 de Julio 2020
 Fuente: Pildoras de Fe
5 cosas que desgastan tu vida matrimonial
A+ A-

Tu matrimonio puede ser mejor, más fuerte, más de lo que has soñado cuando los esposos deciden trabajar juntos y mejorar su vida matrimonial

Cada matrimonio atraviesa diferentes etapas. Existen algunas situaciones difíciles que simplemente no podemos solucionar, pero hay muchos sobre los cuales tenemos control de lo que hacemos. Son cosas que, si te descuidas, puedes ir desgastando tu matrimonio en gran manera.

Hay ciertas decisiones de vida que necesitan de mayor esfuerzo en nuestro matrimonio a través del tiempo.

Aquí tienes cinco cosas que debemos considerar para evitar un desgaste en el matrimonio que puede conducir a situaciones graves o grandes conflictos. 

1. Viajes excesivos de trabajo.

Tanto las largas jornadas de trabajo como los viajes de trabajo en exceso, pueden conducir a un desgaste en el matrimonio.

Cada trabajo que aceptamos viene con algunos requerimientos y debemos conocerlos antes de aceptarlos. Sin embargo, con la presión de hacer dinero y alcanzar nuestra idea de éxito, muchos de nosotros gradualmente terminamos pasando más tiempo en el trabajo de lo que es realmente necesario y consecuentemente, menos tiempo en nuestro hogar.

Esto es especialmente difícil para el cónyuge que mantiene las cosas caminando en casa incluyendo a los niños.

Cada vez que el cónyuge que viaja se encuentra lejos por una semana o más, el cónyuge en casa tiene la función de un padre o madre soltera. Entonces, cuando el cónyuge viajero regresa, la familia tiene que intentar volver a lo normal. Con el tiempo, esto tiene un desgaste en la familia, y muchas veces se forma un resentimiento en el corazón del que se queda en casa.

Hay algunas ocasiones cuando viajar a menudo por trabajo no pueden ser evitados, pero yo motivaría a las parejas que tienen cierto control sobre escoger un trabajo que implique viajar o trabajar menos cada vez que sea posible, especialmente mientras los niños están creciendo.

Yo he visto demasiados matrimonios que terminan en divorcio por este tema. Cuando una pareja pasa más tiempo separada que juntos, el tiempo siempre comienza a desgastar el matrimonio. Ellos se acostumbran a no estar cerca uno del otro, hablar, resolver conflictos tomar decisiones juntos y tener intimidad.

Es importante que nuestra pareja sepa que nuestra familia es lo más importante para nosotros. Y la mejor forma en la que podamos mostrar esto es entregar nuestro tiempo y atención.

 

2. Dejar asuntos matrimoniales para después.

Esto sí que es un grave error de muchos cónyuges o de uno de los cónyuges. Rehusarse a hablar hoy o ignorar los asuntos matrimoniales que tienen por resolver.

¿Alguna vez has conocido una pareja que parece tan feliz y perfecta el uno con el otro un día y al día siguiente anuncian que se van a divorciar? Yo también. Eso pasa más a menudo de lo que nos imaginamos, y usualmente se debe a la falta de comunicación diaria. Toda pareja casada, no importa que tan perfecta sean juntos, van a tener desacuerdos, y entre más temprano aborden estos temas mejor. Entre más ignoremos el problema, ese conocido “elefante en el cuarto”, más grande se vuelve el elefante.

Necesitamos abordar con la verdad por delante y en la forma más amorosa posible con el otro, de lo contrario el elefante se vuelve tan grande que termina ahogando el amor y compromiso nuestro matrimonio.

 

3. Expectativas no realistas o no alcanzadas.

Antes de que nos casáramos, muchos de nosotros atravesamos por cursos prematrimoniales. Yo sea que leamos un libro juntos, asistamos a alguna clase, o nos sentemos con un ministro o sacerdote juntos, la meta para nuestro curso prematrimonial era que nos pudiésemos conocer y conocer las expectativas del otro para el matrimonio, ¿verdad?

Esto es algo muy bueno, porque también nos permite hablar a través de nuestras similitudes y diferencias, y nuestras expectativas para el matrimonio antes de llegar al altar. Pero, entre más tiempo pasamos casados, fallamos al tener estas discusiones amables, y eso agota nuestro matrimonio.

Si tú eres algo así, probablemente asumes que tú cónyuge sabe lo que estás pensando, cómo te sientes acerca de una situación, o qué tipo de decisión tendrán que tomar; tu pareja probablemente haga lo mismo que tú.

Amigos, ¡esto en la práctica es terrible! Claro que se supone que los esposos se conozcan muy bien el uno al otro, pero no podemos leer la mente del otro, aun cuando creemos que si podemos hacerlo. Nosotros debemos hablar de nuestras expectativas y dejar de asumir, o estableceremos expectativas poco realistas para el otro que probablemente no serán llenados.

 

4. La tecnología por encima de la comunicación.

Un error muy grande que provoca un gran desgaste en el matrimonio, es el de rehusarnos a dejar a un lado nuestro teléfono inteligente, laptop, etc para tener más tiempo de compartir.

Solemos escribir mucho acerca de este tema, ¿por qué? por que se ha vuelto realmente un gran problema para muchas parejas, incluyendo nosotros mismos.

Estamos en medio de una sociedad obsesionada con los aparatos electrónicos solemos estar siempre conectados con ellos pero desconectados del mundo real y de conversaciones cara cara. Nosotros debemos dejar a un lado la laptop, tablet, teléfono y mirar a los ojos de nuestro ser amado. Ellos son mucho más importantes que nuestro estatus en las redes sociales, noticas, Blogs. Todo eso puede esperar.

Como siempre dice mi esposo: "el tiempo es la moneda de la relaciones". Vamos a darle nuestra familia lo mejor de nuestro tiempo y atención ininterrumpida y desconectada.

 

5. Minimizar la intimidad sexual.

Si no quieres desgastar tu vida matrimonial, por favor, no ignores las necesidades de sexo. No te rehuses a tener intimidad con mayor frecuencia.

Muchas parejas luchan en esta área, pero la mayoría se rehúsan a hablar de ella. El sexo es importante, y a menos que exista un problema de tipo médico importante, deberían estar teniendo relaciones sexuales regularmente con el otro. Y, no debería ser visto como una tarea en nuestra lista de cosas por hacer.

El sexo es un hermoso don de Dios, y las parejas casadas deberían de estar disfrutando de este don tanto como sea posible. Pero, esto es más fácil decirlo que hacerlo cuando estamos enojados con el otro o no sentimos desconectados. Es importante que hablemos acerca de este tema con nuestra pareja tan pronto como sintamos que se convierten en un problema y lo abordamos directamente.

Nunca deberíamos de rehusarnos a tener sexo como una forma de castigar a nuestro cónyuge o demandar sexo de nuestra pareja. Esto es enfermo y abusivo, y desgastara fuertemente nuestro matrimonio.

Nuevamente, el sexo es un regalo de Dios, y cuando ambos esposos lo tratan de esta forma, su matrimonio se fortalecerá.

Querido lector, si tú ves alguno de estos cinco escenarios en tu matrimonio, por favor tienes que saber que nunca es demasiado tarde para darle vuelta las cosas. Comienza por una conversación y muéstrate dispuesto a escuchar.

Tu matrimonio puede ser mejor, más fuerte, más allá de lo que has soñado cuando los esposos deciden trabajar todas las cosas juntos y se rehúsan a rendirse a caer en estas cosas que desgastan en el matrimonio.

Tomado de: Pildoras de Fe . Net

Autor: Manuel Rivas

Síguenos en:

Facebook: Vicaria Padre Misericordioso

Twitter: @VETPadreM

Desarrollo por San Pablo Multimedia